En el Valle de Aburrá, Cali y Cartagena los vehículos eléctricos son la mejor opción

En el Valle de Aburrá, Cali y Cartagena los vehículos eléctricos son la mejor opción
  • Los vehículos eléctricos se están convirtiendo en una opción innovadora y eficiente para la movilización en el país.
  • En el 2016 Auteco le apostó a la movilidad eléctrica con el lanzamiento de Auteco electric, que bajo su marca Stärker, presentó un innovador portafolio de alternativas de transporte.

 La movilidad sostenible continúa posicionándose cada vez más en el país. Experiencias internacionales dan cuenta de los beneficios de adoptar este tipo de vehículos como pilares para el desarrollo urbano y en Colombia ya son varias las ciudades que están avanzando en la construcción del ecosistema de movilidad eléctrica.

En el caso de Medellín y el Valle de Aburrá, ya se están dando los primeros pasos en el camino de masificar esta alternativa de transporte. Auteco electric y su marca Stärker arribó a las ciudades del Valle en 2016 y hoy cuenta con 14 puntos de venta autorizados y un variado portafolio de bicicletas y motocicletas eléctricas.

El departamento antioqueño es una de las que presenta mayor número de vehículos de este tipo comprados en comparación con ciudades como Cali, Barranquilla o Cartagena, según datos de Auteco electric.

Según la misma marca de vehículos eléctricos de dos ruedas, en la ciudad de Medellín, aproximadamente el 60% de las compras en esta categoría corresponden a bicicletas eléctricas, frente al 40% de motos eléctricas.

“Auteco electric le continúa apostando a la movilidad sostenible. Es indudable que Antioquia, especialmente la zona del Valle de Aburrá sigue demostrando su liderazgo en temas de innovación y sostenibilidad, dato que se refleja en los buenos resultados y aceptación de sus habitantes por los nuevos métodos de movilidad ecológica”, señala Alejandro Mesa, gerente de mercadeo y ventas movilidad eléctrica en Auteco.

En el caso de La Heróica, ya se están dando los primeros pasos en el camino de masificar esta alternativa de transporte. Auteco electric y su marca Stärker arribó a la ciudad en 2016 y hoy cuenta con tres puntos de venta autorizados y un variado portafolio de bicicletas y motocicletas eléctricas. Gracias a su naturaleza como destino turístico, Auteco electric encontró en Cartagena un gran potencial pues es una ciudad que presta todas las condiciones para que sus habitantes la recorran y se movilicen por ella en este tipo de vehículos, haciéndolo de forma rápida, segura y ecológica.

En Cartagena, la movilidad eléctrica presenta una gran ventaja con respecto a los de combustión, pues estos últimos no pueden transitar dentro del Centro Histórico, el destino preferido de la ciudad, que ofrece trabajo a una amplia parte de la población. Una medida parecida adoptó China, el país con mayor número de bicicletas y motos eléctricas, que en 2010 restringió el tránsito de vehículos de combustión en ciertas zonas de las ciudades, regulación que se ha traducido a la fecha en la masificación de este sistema de transporte

“Estamos seguros que cada vez más cartageneros podrán ver los beneficios que ofrecen las bicicletas y motos eléctricas, que les ayudarán a ahorrar dinero, reducir sus tiempos de desplazamiento, además de poder transitar en ellos por toda la ciudad mientras cuidan el medio ambiente y el patrimonio histórico del país”, señala Alejandro Mesa, gerente de mercadeo y ventas movilidad eléctrica en Auteco.

En el caso de Cali, ya se están dando los primeros pasos en el camino de masificar esta alternativa de transporte. Auteco electric y su marca Stärker arribó a la ciudad en 2016 y hoy cuenta con once puntos de venta autorizados y un variado portafolio de bicicletas y motocicletas eléctricas.

“Auteco le apostó de manera decisiva a la movilidad eléctrica. Auteco electric a través de su marca Stärker es una línea de negocio pensada a largo plazo y con una visión clara de desarrollo en el país. En nuestra experiencia en Cali, el 90% de nuestras ventas han sido motos, mientras que los restantes se las llevan las bicicletas”, señala Alejandro Mesa, gerente de mercadeo y ventas de movilidad eléctrica en Auteco.

Adicionalmente, los compradores de estos vehículos en la ciudad son personas nuevas en la conducción de motos y quieren alternativas de movilidad que sean sostenibles, fáciles de manejar y que les optimice los tiempos de transporte.

Una de las inquietudes que más tienen los futuros compradores es sobre su recarga. Por tal motivo, es importante dar a conocer que este tipo de vehículos cuentan con una autonomía promedio en ciudad de 60 km, es decir, pueden recorrer ese número de kilómetros con cada carga. Al ser más livianos y pequeños que otros vehículos eléctricos, poseen baterías que pueden ser cargadas directamente desde el vehículo o retirarse del mismo para la recarga, la cual se puede realizar desde un tomacorriente de 110 voltios/66 Hz, es decir, en cualquier hogar como un celular u otro electrodoméstico.

Aunque este tipo de vehículos eléctricos no requieren puntos de recarga o electrolineras, como sí lo necesitan los carros, cabe resaltar el compromiso del departamento de Antioquia y de Medellín, ciudad que actualmente cuenta con seis estaciones de carga para bicicletas y motos eléctricas y 15 para carros.

Hacia el futuro se proyecta que el mercado continúe creciendo, no solo en Medellín sino en toda Colombia, siguiendo la tendencia mundial. “En materia de demanda por nuestros productos, podemos decir que hemos vendido más de 4.000 unidades en todo el país y tenemos pronosticado aumentar nuestro portafolio con nuevos lanzamientos y alianzas para todo tipo de necesidades”, agrega Alejandro Mesa, gerente de mercadeo y ventas de movilidad eléctrica de Auteco.

Es válido decir que estamos ante la segunda generación de vehículos eléctricos a Colombia, soluciones de transporte con un mejor performance, es decir, que incluyen por ejemplo baterías de litio que dan mayor autonomía, y motores con capacidad de recargar las baterías con sistemas de regeneración de frenado, el cual aprovecha el calor producido al momento de activar el freno para convertirlo en energía eléctrica.