El problema no son las motos, sino el exceso de vehículos

Queremos compartir con nuestros motociclistas la entrevista que fue publicada hace unos días en el periódico El Tiempo con Pere Navarro, exdirector de tránsito en España sobre la problemática de exceso de vehículos y motocicletas. Citamos a este periódico aquí.

Pere Navarro, exdirector de tránsito de España y asesor del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), fue el creador de la licencia de conducción por puntos que en España causó revuelo pero que ayudó a que los muertos en las vías bajaran en un 65 por ciento, ya que por cada infracción se iban perdiendo los puntos y por ende la licencia.

Este experto en movilidad estuvo de visita en el país, en un foro de seguridad vial, y habló con EL TIEMPO sobre las motocicletas en Bogotá y cómo hacer para que este medio de transporte que llegó para quedarse encuentre un lugar en las vías.

¿Qué hacer con las motos y la alta accidentalidad en la que se ven involucradas?

Todo el mundo culpa a las motos de los accidentes y esto es porque el espacio público no está bien distribuido. El transporte público tiene su carril al igual que los carros particulares y por supuesto los peatones, entonces aparecen las motocicletas y molestan a todos porque no tienen su espacio.

En la ciudad han muerto en los primeros ocho meses de este año 119 motociclistas…

En Bogotá el problema no son las motos, sino el exceso de automóviles. Muchos de estos carros solo viajan con una sola persona y esto es una dependencia total de este medio de transporte. Hoy mismo en Europa la gente que tiene carro no lo utiliza para desplazarse por dentro de la ciudad, para esto usa el transporte público, el taxi o la moto.

El problema son los carros…

El carro genera el riesgo de accidentes y lo traslada a los demás actores de la vía. Si comparas los fallecidos, los conductores son los que menos registran víctimas. El peatón no genera riesgo para los otros usuarios, pero él es el que más sufre en la vía y el motociclista genera algo de riesgo con los peatones, pero sufre el riesgo que le generan el carro, el bus y el camión.

¿Y los motociclistas en dónde quedan?

Las motos han venido para quedarse, es una realidad. Lo que hace Bogotá con el plan de seguridad para los usuarios de este tipo de vehículos es muy bueno porque se ha sentado con ellos para concientizarlos que los que sufren en un accidente son ellos y esto hace que sientan su responsabilidad.

¿Cómo bajar los siniestros viales?

La clave para disminuir los siniestros es bajar la velocidad de los carros, a mayor velocidad más muertes y mayor gravedad de las lesiones. En Europa se ha bajado la velocidad, claro que se entiende que deben existir vías rápidas que atraviesen la ciudad, pero en las otras hay que calmar el tráfico. Cuando esto se implementa baja hasta un 40 por ciento los muertos y lesionados.

Por cada motocicleta hay tres carros particulares

Hasta nueve lesionados y dos muertos han dejado en solo un día los accidentes de motociclistas en la ciudad. Muchos de estos siniestros viales se registraron por exceso de velocidad, imprudencia y poca experiencia a la hora de manejar este tipo de vehículos.

Dentro de las principales causas de estos siniestros están el zigzagueo (transitar entre vehículos), desobedecer las señales de tránsito, exceso de velocidad, pasarse el semáforo en rojo, no mantener la distancia y, por último, los huecos. Los mismos motociclistas han insistido en que debe ser más compleja la obtención de licencias de conducción y acabar la facilidad para conseguirlas. En esto tienen que ver las escuelas de conducción que, en muchas ocasiones, según los mismos motociclistas, solo les interesa la plata y no saber si el alumno está preparado para conducir un vehículo de estos.

Sobre la cantidad de motocicletas que están registradas en la ciudad, la Secretaría señaló que hay 462.260 (una por cada tres carros particulares y nueve por cada taxi autorizado), mientras que en el 2006 existían 40.000 de estos vehículos.

Plan del Distrito

Hoy el Distrito tiene en marcha el Plan Distrital de Seguridad Vial del motociclista que está encaminado a brindar una seguridad integral a los conductores de motos y reducir los siniestros en las vías de la capital.

Esta estrategia está resumida en 100 acciones que salieron de talleres realizados entre el Distrito y los motociclistas, con el apoyo técnico del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Estas acciones serán implementadas en el corto, mediano y largo plazos, según el Distrito.

Los ejes principales son: formación; campañas de comunicación y pedagogía; trabajo en motos; control y vigilancia; conocimiento del vehículo (moto); infraestructura; atención a víctimas; normatividad y cifras e investigación.