5 consejos para evitar los puntos ciegos

5 consejos para evitar los puntos ciegos

Es viernes, 6 de la tarde. Después de una larga semana, finalmente vas a casa para disfrutar tu descanso. Te pones todos los elementos de protección y sales en tu moto. Eres precavido, así que te detienes en cada Pare, porque sabes de su importancia, no te pasas los semáforos en rojo, no adelantas de forma inesperada ni circulas entre carriles. Vas detrás de un vehículo y este, de repente, va a hacer un giro hacia la derecha, crees que te vio, pero… ¡te llevas un susto porque tu regreso a casa casi termina en un incidente de tránsito! Te preguntas cómo es que casi te ves involucrado en una colisión, si estabas siguiendo las normas al pie de la regla. Sin embargo, olvidaste tener en cuenta algo: los puntos ciegos.

Los carros tienen varios elementos que dificultan la vista a todos los puntos de la vía. La carrocería, los asientos y hasta los pasajeros pueden hacer que el conductor no tenga la capacidad de visualizar una moto que se aproxima. Estas áreas de “invisibilización” se denominan puntos ciegos y son causa de gran cantidad de accidentes. Sin embargo, hay formas de evitarlos y protegernos un poco más como motociclistas, aquí te contamos cómo:

Busca siempre la mirada del conductor

Para identificar si estás en un punto ciego, lo más recomendable es buscar el reflejo de los espejos retrovisores, si no puedes ver a los ojos al conductor del automóvil, muévete cuanto antes a un sitio en el que sí puedas encontrar su mirada. Eso sí, recuerda hacerlo con mucha precaución y teniendo en cuenta los vehículos que se aproximan.

Guarda la distancia necesaria

Ubícate a dos o tres metros atrás del vehículo, conservar una distancia prudente ayudará a que, en caso de que el conductor no te pueda ver y vaya a realizar un giro, haya espacio suficiente para evitar una colisión.

La luz puede ayudarte

Procura mantener las luces de tu moto encendidas, esta será una señal que podrá alertar a los demás conductores de que hay un vehículo que se aproxima.

Aléjate de los puntos ciegos lo más rápido posible

Cuando vas en una vía muy concurrida, es prácticamente imposible no caer en algún punto ciego. Sin embargo, para estos casos, la recomendación es que, en cuanto hayas identificado que estás en esta zona peligrosa, busques la manera de moverte hacia un sitio donde el conductor de adelante pueda verte sin problemas.  

No te confíes

En la vía es fundamental estar siempre alerta ante cualquier imprevisto. Por eso, nunca te confíes en que seguramente los demás actores de la vía ya te vieron, o que todos van a utilizar las direccionales porque es la norma. Lo cierto es que no podemos predecir lo que pasará en nuestra ruta, por eso, lo mejor es estar siempre muy alerta y aplicar los consejos que acabamos de mencionar.